BANKSY



Banksy es el seudónimo de un prolífico artista del street art británico. Nació en Liverpool, en 1974, pero los datos acerca de su identidad son inciertos y se desconocen detalles de su biografía. Según Tristan Manco, Banksy «nació en 1974 y creció en Bristol, Inglaterra. Hijo de un técnico de fotocopiadoras, se formó como carnicero pero se vio implicado en el graffiti durante el boom del aerosol en Bristol de finales de la década de 1980». Su trabajo, en su gran mayoría piezas satíricas sobre política, cultura pop, moralidad y etnias, combina escritura con graffiti con el uso de estarcidos con plantilla (conocidos generalmente como stencils, del inglés). Su arte urbano combina escritura con una técnica de estarcido muy distintiva, similar a Blek le Rat, quien empezó a trabajar con estarcidos en 1981 en París; y miembros de la banda de anarco-punk Crass, que mantuvieron una campaña en las instalaciones del metro de Londres a finales de la década de los setenta del siglo XX e inicios de los ochenta. Banksy reconoció la influencia de Blek diciendo "cada vez que creo que he pintado algo ligeramente original, me doy cuenta de que Blek le Rat lo hizo mejor, sólo que veinte años antes. Sus obras se han hecho populares al ser visibles en varias ciudades del mundo, especialmente en Londres.

Recientemente se publicó el libro Freedom Through Football: The Story Of The Easton Cowboys & Cowgirls en donde se confirma la primera fotografía tomada a Banksy mientras realizaba un graffiti en Chiapas, México en 2001.



Banksy oculta su identidad real a la prensa general. Muchos periódicos han apuntado que su nombre podría ser Robert Banks o Robin Banks, pero este rumor podría haberse originado a partir de una broma por la similitud fonética entre el nombre "Robin Banks" y "robbing banks" ("robando bancos" en inglés). Otro nombre sugerido incluye el de Robin Gunningham.

Simon Hattenstone, de Guardian Unlimited, una de las pocas personas en entrevistarlo cara a cara, lo describe como "una mezcla entre Jimmy Nail y el rapero inglés Mike Skinner" y "un varón de 28 años que se presentó en un par de jeans y una camiseta con un diente de plata, una cadena de plata y un arete de plata".

Generalmente se cree que es un varón blanco, de pelo rubio, alto, que viste ropa típica del grafitero y que tiene entre 28 y 35 años.

Comenzó su obra en las calles de Bristol, su ciudad natal, entre 1992 y 1994. En el año 2000 organizó una exposición en Londres y después de esto ha plasmado sus pintadas en ciudades de todo el mundo.

Banksy utiliza su arte urbano callejero para promover visiones distintas a las de los grandes medios de comunicación. Esta intención política detrás de su llamado "daño criminal" puede estar influida por los Ad Jammers (movimiento que deformaba imágenes de anuncios publicitarios para cambiar el mensaje).

Banksy también trabaja cobrando para organizaciones benéficas como Greenpeace y para empresas como Puma y MTV, y vende cuadros hasta por 25.000 libras en circuitos comerciales o en la galería de su agente, Steve Lazarides. Un juego de obras de Banksy se vendió en la casa de subastas Sotheby's por 50.400 libras. Esto le ha llevado a ser acusado de vendido por otros artistas y activistas.

Hay varios temas que se repiten en la obra de Banksy: ratas, oportunidades de foto (lugares típicos donde los turistas desearían hacer una foto sin pintadas), soldados orinando, policías, etc.

En agosto de 2005, Banksy realizó murales sobre el Muro de Cisjordania, construido por Israel en los territorios ocupados de Cisjordania (concretamente en Belén, Ramala y Abu Dis), combinando varias técnicas.

Nadie sabe su nombre real ni ha visto su rostro. Sin embargo, en 2010 la revista Time lo incluyó en la lista de los 100 personajes más influyentes del planeta, al lado de Barack Obama, Steve Jobs y Lady Gaga. Y su perfil fue ilustrado con una fotografía que muestra un hombre con una bolsa de papel en la cabeza. Se dice que fue el propio artista quien mandó esa imagen cuando la revista pidió su retrato. Pero Banksy no apareció en el listado de Time sólo por desafiar a las instituciones culturales sino por el papel que ha jugado en el territorio del arte urbano. Su fama, nos explica el investigador Will Ellsworth-Jones, se debe a que ha logrado “legitimar” el grafiti y las creaciones callejeras. —Gracias a Banksy el arte urbano y de la calle ha sido incluido en museos y subastas de arte, donde las piezas llegan a venderse por cientos de miles de dólares —dice. Quien habla con nosotros es el autor del libro The Man Behind the Wall, la biografía no autorizada del artista y también el único que ha seguido su carrera desde que en los noventa comenzó a grafitear. A decir del escritor, no fue nada fácil seguir la huella de este escurridizo creador. Banksy, por supuesto, se negó a ser entrevistado. Lo mismo sucedió con algunas de las personas que lo conocen o que han trabajado con él en las calles de Inglaterra. Aun así, el investigador se sumergió en el mundo del grafiti y decidió unir las piezas del rompecabezas hasta mostrar, en lo posible, la historia de este artista que ha ideado imágenes llenas de crítica social e ironía. Policías orinando, besandose en las calles o inhalando largas
lineas de cocaína, Mona Lisas sujetando bazucas, niñas con granadas, presos torturados, monos con corona de reina y ratas delincuentes. Así es el universo de imágenes creado por Banksy para hablar en los muros de racismo, pobreza, guerra e injusticia y cambiar, de súbito, la forma en la que el mundo entero percibía los rayados y el grafiti. La transformación ha sido radical. Al menos en Londres, donde su última creación —un niño cosiendo banderitas inglesas— fue protegida por los vecinos con una cubierta de plástico para evitar que la “obra de arte” se ensucie o dañe con el polvo y la lluvia. Pero, entonces, ¿quién es Banksy? Will Ellsworth-Jones no lo sabe y asegura que nunca pretendió desenmascararlo con su investigación. De hecho, aclara que Banksy tomó la decisión de esconder su identidad para protegerse de la ley y de las fuerzas del orden que prohíben pintar las paredes callejeras con spray. Hoy que cualquiera de las grandes capitales quisiera tener un Banksy, sólo el Daily Mail se ha atrevido a ponerle un nombre y una cara: Robin Gunningham, un callado personaje que nació en 1973 en un hospital de Bristol, al suroeste de Inglaterra. La información apareció con una fotografía en la que se observa a un hombre de cabello rizado que viste de jeans, camisa azul y lentes oscuros, que Banksy desconoció por completo para recuperar, así, su anonimato. Sea o no Robin Gunningham, el artista cuenta con Brad Pitt, Angelina Jolie y Cristina Aguilera entre sus coleccionistas más célebres. Los expertos piensan que la fiebre por vender un Banksy en el mercado del arte se incrementó a partir del 2006, cuando la casa de subastas Sotheby’s vendió —en 80 mil dólares— un juego de impresiones hecho por el grafitero al estilo del famoso retrato de Marilyn Monroe, de Andy Warhol. Sólo que Banksy usó como modelo de su obra a Kate Moss. De ahí vendrían otras piezas hasta la memorable subasta del 27 de abril de 2007, cuando la obra Space Girl & Bird —una pintura realizada con espray sobre lámina de acero— se vendió en más de medio millón de dólares. Veinte veces más de lo esperado. Resulta irónico, pero es gracias a los museos y a las casas de subasta del mundo capitalista, que Banksy siempre ha criticado, que hoy podemos apreciar muestras de su trabajo. Y es que la gran mayoría de sus obras de grafiti se ha perdido. Muchas fueron cubiertas de pintura por los encargados del aseo de la ciudad tras considerarlas obra de vándalos. Otras fueron alteradas por artistas rivales o robadas por fanáticos que deciden cortar el trozo de muro donde está la obra para después revenderla en eBay por cientos de miles de dólares. Actualmente es difícil ver una creación de Banksy en las calles londinenses. Sin embargo, el grafiti está más vivo que nunca y son decenas los artistas callejeros que están dejando su huella en la ciudad. En una de las raras entrevistas que ha concedido por correo electrónico, Banksy expresó que el arte atraviesa por una nueva época. “Ya no es necesario ir al colegio o andar por la vida enviando ejemplos de tu obra a galerías de lujo. Tampoco hay que dormir con alguien poderoso para que tu trabajo tenga difusión. Lo único que hoy se necesita es tener una idea y una conexión a Internet. Es la primera vez que el mundo burgués del arte le pertenece a la gente”, dijo.

Críticas 

En 2004 el colectivo de anarquitectos Space Hijackers repartió octavillas frente a una exposición de Banksy para resaltar el irónico uso que el artista hace del imaginario anticapitalista y de protesta, mientras trabaja para grandes empresas y galerías de arte. Peter Gibson, portavoz de la campaña Keep Britain Tidy, considera que su obra, como la de otros grafiteros es mero vandalismo. Diane Shakespeare, oficial de la misma organización, manifestó: "Nos preocupa que Banksy glorifica el arte de la calle, lo que es esencialmente vandalismo". Luis Jaume, experto en arte, considera que el apropiacionismo de Banksy es conceptualmente vago, dirigido a un público no especializado ni crítico y que la ironía no lo convierte en artista. También ha comparado a Banksy con Jeff Koons y Damien Hirst, como los principales empresarios y expertos en marketing del arte. También se critica que plasme mensajes anti-sistema en barrios y edificios cuyos habitantes no los comparten. 

Libros publicados 

Banksy ha publicado varios libros con fotografías de su obra en distintas ciudades, además de sus lienzos de trabajo y sus exposiciones, acompañando las imágenes de sus subversivos y a menudo agudos escritos. Banging your head against a brick wall ("Golpeando tu cabeza contra una pared de ladrillo"), libro publicado en blanco y negro en 2001. Existencilism (de existencialism -"existencialismo"- y stencil -"estarcido"-). (2002) Cut it Out (2004). 

Películas  

En el año 2010, Banksy estrena su primera película como realizador cinematográfico, el documental Exit Through the Gift Shop, en el que el protagonista Thierry Guetta, un aficionado a las grabaciones, conoce a Banksy gracias a la investigación que realizaba sobre el arte urbano y empieza a descubrir lo fascinante de la obra del artista callejero. La película tuvo una excelente acogida por parte de la crítica, y el documental fue nominado al Oscar a la mejor película documental.

 Exit Through the Gift Shop
 



Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Banksy
http://www.caras.cl/arte/banksy-el-artista-desconocido/